Julio 15, 2019
Portada | English Edition | Cont√°ctenos
Biblia
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
Sagradas Escrituras Versión Antigua 1569
 
CapŪtulo
 

 
Libros de la Biblia
 
Antiguo Testamento

G√©nesis | Exodo | Lev√≠tico | N√ļmeros | Deuteronomio | Josu√© | Jueces | Rut | Primera de Samuel | Segunda de Samuel | Primera de Reyes | Segunda de Reyes | Primera de Cr√≥nicas | Segunda de Cr√≥nicas | Esdras | Nehem√≠as | Ester | Job | Salmos | Proverbios | Eclesiast√©s | Cantares | Isa√≠as | Jerem√≠as | Lamentaciones | Ezequiel | Daniel | Oseas | Joel | Am√≥s | Abd√≠as | Jon√°s | Miqueas | Nahum | Habacuc | Sofon√≠as | Hageo | Zacar√≠as | Malaqu√≠as

Nuevo Testamento

Mateo | Marcos | Lucas | Juan | Hechos | Romanos | Primera de Corintios | Segunda de Corintios | G√°latas | Efesios | Filipenses | Colosenses | Primera de Tesalonicenses | Segunda de Tesalonicenses | Primera de Timoteo | Segunda de Timoteo | Tito | Filem√≥n | Hebreos | Santiago | Primera de Pedro | Segunda de Pedro | Primera de Juan | Segunda de Juan | Tercera de Juan | Judas | Apocalipsis

Daniel Capítulo 8

1  
En el a√Īo tercero del reinado del rey Belsasar, me apareci√≥ una visi√≥n a m√≠, Daniel, despu√©s de aquella que me hab√≠a aparecido antes.
2  
Vi en visión, (y aconteció cuando la vi, que yo estaba en Susa, que es cabecera del reino en la provincia de Persia;) así que vi en aquella visión, estando junto al río Ulai,
3  
y alcé mis ojos, y miré, y he aquí un carnero que estaba delante del río, el cual tenía dos cuernos: y aunque eran altos, el uno era más alto que el otro; y el más alto subía a la postre.
4  
Vi que el carnero hería con los cuernos al poniente, al norte, y al mediodía, y que ninguna bestia podía parar delante de él, ni había quien escapase de su mano; y hacía conforme a su voluntad, y se engrandecía.
5  
Y estando yo considerando, he aquí un macho cabrío venía de la parte del poniente sobre la faz de toda la tierra, el cual no tocaba la tierra; y tenía aquel macho cabrío un cuerno notable entre sus ojos.
6  
Y vino hasta el carnero que tenía los dos cuernos, al cual había yo visto que estaba delante del río, y corrió contra él con la ira de su fortaleza.
7  
Y lo vi que llegaba junto al carnero, y se levantó contra él, y lo hirió, y quebró sus dos cuernos, porque en el carnero no había fuerzas para parar delante de él; lo derribó por tanto en tierra, y lo holló; ni hubo quien librase al carnero de su mano.
8  
Y se engrandeció en gran manera el macho cabrío; y estando en su mayor fuerza, aquel gran cuerno fue quebrado, y en su lugar subieron otros cuatro maravillosos hacia los cuatro vientos del cielo.
9  
Y del primero de ellos sali√≥ un cuerno peque√Īo, el cual creci√≥ mucho al mediod√≠a, y al oriente, y hacia la tierra deseable.
10  
Y se engrandeció hasta el ejército del cielo; y parte del ejército y de las estrellas echó por tierra, y las holló.
11  
Hasta contra el emperador del ejército se engrandeció, y por él fue quitado el continuo sacrificio, y el lugar de su santuario fue echado por tierra.
12  
Y el ejército fue entregado a causa de la prevaricación sobre el continuo sacrificio ; y echó por tierra la Verdad, e hizo cuanto quiso, y le sucedió prósperamente.
13  
Y o√≠ un santo que hablaba; y otro de los santos dijo a aqu√©l que hablaba: ¬ŅHasta cu√°ndo durar√° la visi√≥n del continuo sacrificio, y la prevaricaci√≥n asoladora que pone el santuario y el ej√©rcito para ser hollado?
14  
Y √©l me dijo: Hasta dos mil trescientos d√≠as de tarde y ma√Īana; y el santuario ser√° justificado.
15  
Y acaeció que estando yo Daniel considerando la visión, y buscando su entendimiento, he aquí, como una semejanza de hombre se puso delante de mí.
16  
Y o√≠ una voz de hombre entre las riberas del Ulai, que grit√≥ y dijo: Gabriel, ense√Īa la visi√≥n a √©ste.
17  
Vino luego cerca de donde yo estaba; y con su venida me asombré, y caí sobre mi rostro; y él me dijo: Entiende, hijo de hombre, porque al tiempo se cumplirá la visión.
18  
Y estando él hablando conmigo, caí dormido en tierra sobre mi rostro; y él me tocó, y me tornó en mi estado.
19  
Y dijo: He aqu√≠ yo te ense√Īar√© lo que ha de venir en el fin de la ira, porque al tiempo se cumplir√°.
20  
Aquel carnero que viste, que tenía cuernos, son los reyes de Media y de Persia.
21  
Y el macho cabrío es el rey de Grecia; y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero.
22  
Y que fue quebrado y sucedieron cuatro en su lugar, significa que cuatro reinos sucederán de la misma nación, mas no en la fortaleza de él.
23  
Y al cabo del imperio de éstos, cuando se cumplirán los prevaricadores, se levantará un rey altivo de rostro, y entendido en dudas.
24  
Y su fortaleza se fortalecer√°, mas no con fuerza suya, y destruir√° maravillosamente, y prosperar√°; y har√° a su voluntad, y destruir√° fuertes y al pueblo de los santos.
25  
Y con su entendimiento har√° prosperar el enga√Īo en su mano; y en su coraz√≥n se engrandecer√°, y con paz destruir√° a muchos; y contra el Pr√≠ncipe de los pr√≠ncipes se levantar√°; y sin mano ser√° quebrantado.
26  
Y la visi√≥n de la tarde y la ma√Īana que est√° dicha, es verdadera; y t√ļ guarda la visi√≥n, porque es para muchos d√≠as.
27  
Y yo Daniel fui quebrantado, y estuve enfermo algunos días; y cuando convalecí, hice el negocio del rey; mas estaba espantado acerca de la visión, y no había quien la entendiese.
Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Art√≠culos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galer√≠a  |   Privacidad  |   Cont√°ctenos
Copyright 2000 - 2019 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.