Febrero 20, 2020
Portada | English Edition | Contáctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

Tres Exhortaciones Para Los Creyentes

 
 

Esaú Crespo
Dios habla para bendecirnos. Cada vez que Dios habla al hombre es para colmarlo de las bendiciones espirituales y de otra naturaleza. Cuando Dios llamó al patriarca Abraham de la región de Ur de los Caldeos (El actual país de Irak), fue para hacerle gloriosas promesas no sólo de orden espiritual, sino de también de orden económico y social. Dios tiene interés de que conozcamos su Palabra para tener información verdadera sobre:

  • Su persona.

    Cuando el hombre reflexiona sobre Dios aparte de su revelación (La Biblia), llega a las conclusiones más absurdas que el hombre puede imaginar. Sólo basta leer algún tratado de cosmogonía Egipcia, Hindú, Griega, Árabe, etc., para darse cuenta de las conclusiones mas erróneas acerca de la persona del Dios verdadero. El Dios eterno se ha dado a conocer por medio de su eterna Palabra y tiene especial interés en que le conozcamos.

Por eso Él nos habla:

  • Para que conozcamos nuestra condición espiritual.

    La promotores de la doctrina de la Nueva Era enseñan que el hombre es un dios, pero la Biblia nos enseña que el hombre no es más que una criatura caída en la más terrible miseria espiritual, alienado, arrastrado o como dice el profeta Isaías .una podrida llaga.. El diagnóstico más acertado acerca de la situación espiritual del hombre se encuentra en la Biblia por que a través de ella Dios habla al hombre.

  • Para conocer la solución.

    La Biblia nos habla de la santidad de Dios, nos habla de la miseria espiritual del hombre, pero también nos habla de la solución que provee Dios y es a través de la fe personal en el Señor Jesucristo.

  • Cuando recibimos su palabra somos Bendecidos.

    Todo ser humano que con humildad de corazón ha recibido el testimonio de Dios para obedecerlo ha sido bendecido ricamente por toda la eternidad.

Observemos el Salmo 19: 7-14:

"La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.

Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;

El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.

El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;

Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.

Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado;

Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.

Tu siervo es además amonestado con ello; en guardarlos hay grande Galardón.

¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.

Preserva también a tu siervo de las soberbias; que no se enseñoreen de Mí;

Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.

Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Jehová, roca mía, y redentor mío."

¿Cuáles son, entonces, dichas exhortaciones?

I. Obedezcamos al que habla (V.25)

  • El que habla es el Dios justo. La Biblia constantemente nos dice que la naturaleza de Dios es el amor, pero la misma Biblia que nos enseña acerca del amor de Dios, ella misma nos dice que Dios es justicia. Ser indiferentes a la voz de Dios se paga muy caro.

    No escaparon los que rechazaron la palabra de Moisés, el terrenal, mucho menos escaparemos nosotros si rechazamos la palabra del Señor Jesucristo, el Celestial.

  • El que habla es el Todopoderoso.

    Si la voz de Dios puede conmover cielo y la tierra y si toda la creación se somete a su palabra, ¿por qué nuestros corazones no se conmueven a su Palabra?.

    Uno de los reclamos que Dios hace a través de Esteban a la nación Israelita es la dureza de sus corazones. (Hebreos 7:51). Dios habló constantemente, pero la nación inmersa en sus tradiciones religiosas no prestó atención a la Palabra y el precio que pago fue la esclavitud en Babilonia por setenta años.

    La experiencia nos enseña que la gente mas dura contra la palabra de Dios, es mas fácil para sucumbir a la mentira, a la palabra del Diablo (II Tesalonicenses 2:10-12).

II. Respondamos con gratitud (v. 28 a)

La gratitud: - Un sentimiento

  • Una gratitud.

    Ciertamente que la virtud de la gratitud comienza con un sentimiento, pero éste se expresa con un estilo de vida. Uno de los reclamos que Dios hace a su pueblo es la falta de gratitud por todas las bendiciones que hemos recibido de El. Dios nos da la vida, la familia, la salud, las fuerzas para poder hacer nuestras labores y más que todo lo anterior, la esperanza de la vida eterna por la fe personal en el Señor Jesucristo.

    Un caso de falta de gratitud (Lucas 17: 11-19). El Señor Jesucristo sanó a diez leprosos, pero sólo uno regresó para darle las gracias al Señor.

    En un mundo ingrato, mostremos gratitud al Señor.

    Mostremos gratitud por:

    • La Salvación
    • La familia
    • La Salud
    • El alimento que recibimos cada día

    La Biblia dice que el impío no muestra gratitud (Isaías 5:12)
III. Sirvamos a Dios con temor y reverencia (28 c)

  • Esto agrada al Señor
  • El no hacerlo trae juicio.
Recuerdo el testimonio de un hermano que celebro una campaña evangelística en San Agustín, un pueblecito del oriente del país El Salvador. Por quince días la iglesia celebró dicha campaña en el parque, pero todas las personas cerraron sus puertas para que los niños y los jóvenes no se acercaran a escuchar el Evangelio de salvación. El predicador les dijo que rechazar la Palabra de Dios les traería juicio y en efecto, así sucedió: Unos meses más tarde llegaron los guerrilleros comunistas y a fuerza de culatazos las puertas fueron abiertas y muchos jóvenes fueron incorporados a la guerrilla o al Ejército y muchos de esos jóvenes nunca regresaron a sus hogares porque fueron muertos en los combates de la guerra civil.

Quiero contarle el caso de un niño que nos visitaba y le compartíamos la palabra de Dios y su mamá al darse cuenta que visitaba la casa del pastor se lo prohibió, pero más tarde llego a pedirnos ayuda para poder sacarlo de las drogas.

El que habla es el Rey (28 a)

En el v 28 se habla de un reino . inconmovible . Rey Eterno.

¿Quién nos habla en la Biblia?
  • El Dios justo
  • El Dios Todopoderoso
  • El Dios Eterno.
Conclusión:

Dios desea que Ud. escuche la gloriosa Palabra para que crea en Jesucristo y así Ud. en gratitud sirva al Señor y sea feliz el resto de su vida aquí en la tierra y por la eternidad allá en los cielos.

Visitas: 18818

 
Pasaje

Hebreos 12:25-29

25 Mirad que no desechéis al que habla. Porque si aquellos no escaparon que desecharon al que hablaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháramos al que habla de los cielos.

26 La voz del cual entonces conmovió la tierra; mas ahora ha denunciado, diciendo: Aun una vez, y yo conmoveré no solamente la tierra, mas aun el cielo.

27 Y esta palabra, Aun una vez, declara la mudanza de las cosas movibles, como de cosas que son firmes.

28 Así que, tomando el reino inmóvil, vamos á Dios agradándole con temor y reverencia;

29 Porque nuestro Dios es fuego consumidor.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Artículos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galería  |   Privacidad  |   Contáctenos
Copyright 2000 - 2020 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.