Octubre 25, 2020
Portada | English Edition | Contáctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

La Fe Que Salvo A Un Pecador

 
 

Esaú Crespo
Introducción

Génesis Cáp. 6 nos da el trasfondo histórico de la sociedad en los días del patriarca Noé. En el área social había violencia; en el aspecto moral había desenfreno sexual y en cuanto a la respuesta a la Palabra profética de Noé, había indiferencia. Ha habido algunas personas que enseñan que la unión sexual se refiere a ángeles con mujeres humanas, pero un estudio cuidadoso de la Biblia no permite tal interpretación; más bien, el pasaje nos está enseñando que la familia de la fe perdió su distintivo como pueblo de Dios y se acarreó la pérdida de testimonio, y el pecado arrasó con toda la humanidad hasta provocar el juicio santo de Dios. En este ambiente de desenfreno y rebeldía contra Dios surge la palabra profética de Dios a través de Noé; la Biblia enseña que por ciento veinte años hubo testimonio profético para que los hombres se arrepintieran de su rebeldía contra Dios; pero no hubo respuesta. Cuando Dios va a ejecutar sus juicios contra los pecadores siempre advierte a través de sus siervos. La Biblia dice en Amós 3:7: "Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas". El Señor Jesucristo reclamó a los lideres religiosos de su tiempo porque no eran capaces de percibir el ambiente de maldad en que se encontraban inmersos (Mateo 16:3).

Noé le predicó a aquella generación con el propósito de provocarles al arrepentimiento como es el deseo de Dios hoy día, ¿pero cómo responde la gente a la invitación de Dios? Algunos lo hacen con indiferencia, otros reaccionan con palabras blasfemas contra Dios y otros, más agresivos, responden con violencia como lo hemos observado muchas veces en nuestros países latinoamericanos.

¿Pero cómo respondió Noé a la Palabra de Dios? La Biblia nos dice lo siguiente:

I. Con Temor Prepara El Arca.

  • El arca era una demostración de que Noé tuvo fe a la Palabra de Dios.

    La Biblia dice que en ese tiempo no llovía, sino que de la tierra subía un vapor que luego se convertía en rocío para mantener la vegetación y todo el resto del sistema biológico. La Palabra de Dios anunciaba que la respuesta divina al pecado humano era un juicio por diluvio de agua. Puesto que la gente nunca había visto llover, aquella amenaza resultó en un absurdo, en algo contrario a la razón, a las leyes de la lógica, a las leyes de la naturaleza, etc. El apóstol Pedro anunciando el juicio divino para el futuro, y esta vez no por agua, sino por fuego, dice que los incrédulos de aquel tiempo no pudieron entender que un juicio por agua no era extraño puesto que la creación de Dios proviene del agua y por el agua subsiste.

    (II Pedro 2:1-7) El anuncio del juicio de Dios no fue un mensaje popular para la mente incrédula, pero Noé con todo su corazón creyó el mensaje de Dios y con temor preparó el arca en que él y su familia se salvasen. La Biblia nos enseña que las decisiones que tomamos con respecto a Dios también van a afectar a nuestros familiares ya sea para bendición o para maldición. Un hombre le preguntó al apóstol Pablo sobre qué debía hacer para ser salvo y el apóstol Pablo le contestó: "cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú y tu casa". (Hechos 16:31). En el libro de Éxodo Cáp. 20 encontramos otro ejemplo con respecto a la obediencia o no de los 10 Mandamientos: La desobediencia trae maldición hasta la tercera y cuarta generación de los que aborrecen a Dios; mientras que la obediencia a Dios trae misericordia hasta mil generaciones.

  • El arca trajo salvación a la familia de Noé. Como vimos arriba, la fe de Noé trajo bendición a sus descendientes porque éstos recibieron la influencia bienhechora de su padre. Estimado lector, Dios ha puesto la Palabra a su alcance; Ud. toma la decisión de obedecer la Palabra de Dios o vivir bajo la mentira del diablo; la vida y la muerte se extienden delante de sus pies. Cualquiera que sea la decisión que Ud. tome afectará tanto a Ud. como a su familia. Si Ud. obedece la Palabra de Dios, legar a su familia la bendición de lo alto; pero si Ud. desobedece la Palabra de Dios, la Biblia dice claramente que la maldición de Dios le acompañará a Ud. y a sus descendientes. La única manera de romper la maldición del pecado es entregarle la vida al Señor Jesucristo en obediencia humilde a la palabra profética de nuestro Dios. Hemos aprendido que Noé en respuesta a la Palabra de Dios, con temor preparó el arca en que su casa se salvase, pero en segundo lugar, la Biblia enseña...

II. Por Esa Fe Condeno Al Mundo

  • Noé compartió la fe a través de la predicación de la Palabra de Dios. En II Pedro 2:5 se le llama "pregonero de justicia". Esto nos da a entender que Noé simultáneamente a la construcción del arca, predicaba a voz en cuello la gloriosa Palabra de Dios; El apóstol Pedro enseña que Cristo predicó a través del ministerio profético del patriarca Noé. (I Pedro 3:18-20).
  • En Génesis Cáp. 6 aprendemos que el ministerio profético de Noé duró por un espacio de 120 años, pero no hubo ninguna respuesta favorable a la Palabra de Dios; sin embargo, eso no alteró en nada loa planes de Dios. Lo que Dios dice que lo va a ejecutar se hace cualquiera que sea la respuesta del hombre a la Palabra de Dios. Dios dice que el Señor Jesucristo vendrá en una forma literal y visible a la tierra y que todo ojo le verá; son millones de personas que no creen esta doctrina bíblica, pero eso no altera el cumplimiento fiel de la gloriosa Palabra de Dios. La Biblia dice que un día los muertos grandes y pequeños estarán de pie delante del justo Juez y que todas sus maldades saldrán a luz; muchos no creen esta enseñanza bíblica, pero eso no importa, la Palabra de Dios tiene su cumplimiento fiel. Noé le predicó la Palabra a los de su tiempo y fueron indiferentes y lo mismo hicieron sus hijos y sus nietos porque las nuevas generaciones con facilidad aprenden lo malo, pero no lo bueno. Como no hubo respuesta a la Palabra de Dios el diluvio vino y el arca que tenía capacidad para salvar a miles de personas sólo salvó a ocho que sí respondieron a la Palabra de Dios.

III. Por La Fe Fue Hecho Heredero De La Justicia.

En el libro de Romanos aprendemos la enseñanza paulina que Dios justifica al pecador no en base a obras, sino en base a la fe personal que descansa en la persona del Señor Jesucristo. Con respecto a Noé el pasaje nos indica que este siervo de Dios no era perfecto, por supuesto que cometió errores como la Biblia nos lo hace ver cuando salieron del arca y Noé plantó la viña y lo que pasó después de beber en demasía. No dudamos que Noé como ser humano cometió muchos errores, pero es allí donde funciona la justicia de Dios; es decir, que el pecador se beneficia de la justicia de Dios cuando cree en Jesucristo. Noé cometió muchos errores, pero fue justificado por la fe, es decir, que Dios lo vio como si nunca hubiera cometido ningún pecado. Noé fue a la gloria de Dios no por obras, sino por la fe.

Conclusión:

Noé halló gracia ante los ojos de Dios y recibió el testimonio de la Palabra de Dios. En respuesta a esa Palabra Noé creyó y como evidencia de su fe preparó el arca en que él y su casa se salvasen del diluvio universal que Dios trajo sobre la humanidad impenitente. La Biblia dice que el próximo diluvio no será de agua, sino de fuego y que hoy la salvación no es a través de un arca, sino de Jesucristo, el unigénito Hijo de Dios.

Visitas: 15043

 
Pasaje

Hebreos 11:7

7 Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Artículos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galería  |   Privacidad  |   Contáctenos
Copyright 2000 - 2020 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.