Julio 28, 2017
Portada | English Edition | Cont√°ctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

La Contienda Del Espíritu

 
 

Esa√ļ Crespo
Introducción:

Como sucede con muchos otros pasajes b√≠blicos, nuestro pasaje ha sido objeto de mucha discusi√≥n en los c√≠rculos evang√©licos acerca principalmente de cu√°l es el sentido correcto de la frase "los hijos de Dios". Ha habido principalmente dos escuelas de interpretaci√≥n: la una afirma que "los hijos de Dios" tiene que ver con los √°ngeles que pecaron por haber tenido contacto sexual con las mujeres humanas y que por dicha uni√≥n nacieron "los gigantes" que el pasaje menciona; la otra escuela afirma que la frase "los hijos de Dios" simplemente est√° hablando de la descendencia de Set, que era la familia de la fe , que como la Biblia lo dice, era la √ļnica familia que "invocaba el nombre del Se√Īor".

Las dos escuelas se fundamentan en pasajes bíblicos que aparentemente sustentan las dos posiciones, pero la evidencia es más abrumadora en cuanto a la segunda posición, es decir, que los "hijos de Dios", son ni más ni menos que seres humanos pertenecientes a la familia de la fe.

¬ŅEn qu√© fundamento b√≠blico nos basamos para afirmar que los "hijos de Dios" son los descendientes de la familia de Set?:

Primero, porque en los caps. 4 y 5 claramente están delineadas las dos familias: una creyente y la otra incrédula; una obediente a la Palabra de Dios y la otra rebelde a la revelación; una santa y la otra impía.

Segundo: de acuerdo a la ense√Īanza del Se√Īor Jesucristo en Mateo 22:30, los √°ngeles son asexuales y por lo tanto no pudo haber ning√ļn contacto sexual con seres humanos.

Tercero: La ciencia moderna nos ense√Īa que los cromosomas de la c√©lula contienen la informaci√≥n gen√©tica de la herencia de los seres que nacen; la gen√©tica humana es muy diferente de la animal, de all√≠ que no es posible que haya concepci√≥n entre la uni√≥n de un ser humano y un animal, por ejemplo. Los que afirman que "los hijos de Dios" son seres angelicales, tendr√≠an que demostrar que la naturaleza angelical tiene cromosomas semejantes a los humanos y si seguimos con esta discusi√≥n llegar√≠amos al campo de una absurda elucubraci√≥n semejante a los ejercicios escol√°sticos de la iglesia cat√≥lica en la Edad Media.

Cuarto: Creer que "los hijos de Dios" en G√©nesis 6 son los √°ngeles, pone en tela de juicio la √©tica de Dios porque.... ¬ŅPor qu√© destruir a toda una humanidad con un diluvio tan terrible s√≥lo por la sensualidad de unos cuantos seres celestiales?

Nos parece que lo más sabio y menos complicado es aceptar el testimonio bíblico de que la familia de Dios se corrompió al no guardar el testimonio y entrar en comunión con una familia en declarada abierta rebelión contra Dios.

La debacle humana comenz√≥ con un asunto de romance, de sensualidad y, como ya lo sabemos, un pecado llev√≥ a otro pecado hasta el grado que hubo un momento en que, como lo dice el autor sagrado con una expresi√≥n antropom√≥rfica, Dios se arrepinti√≥ de haber hecho hombres sobre la faz de la tierra. Sin embargo, en todo este drama de rebeli√≥n vemos presente la misericordia y la gracia de Dios en el hecho de que Dios se revela a No√© para presentarle su plan de salvaci√≥n, y en el hecho de que Dios afirma que su Esp√≠ritu contender√° con el hombre por un espacio de 120 a√Īos. En dicho per√≠odo los hombres escuchar√°n el llamamiento de Dios por medio de No√© a quien la Biblia en Primera Pedro Cap. 3 le llama "el pregonero de justicia".

Los hombres escucharán el mensaje de arrepentimiento del pecado y de fe en la Palabra de Dios, mensaje predicado por el patriarca Noé. Sabemos que aquellas personas fueron reacias al mensaje de Dios; rechazaron el mensaje porque iba contra la lógica y la ciencia, pues la Biblia dice que en aquellos días no era conocida la lluvia, pero el mensaje se predicó porque para los siervos de Dios no importa la opinión humana, sino lo que dice la Palabra de Dios. Dios dice que está dispuesto a contender contra aquella generación como siempre lo hará con cualquiera otra.

I. El Espíritu Contiende Contra el Pecado. (6:1-3)

Una de las verdades que aprendemos en La Biblia es que Dios no abandona al pecador, a través de su Espíritu Santo declara una guerra abierta contra el pecado. En el libro de Gálatas

5:16,17 Pablo dice que hay una guerra entre el Espíritu Santo y nuestra naturaleza corrompida, es decir, la tendencia humana de hacer lo opuesto a la voluntad de Dios.

"Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis"

La rebelión de los contemporáneos de Noé comenzó de una manera muy suave: comenzó con un romance, con una mirada a lo prohibido: El proceso es bien sencillo: VIERON, TOMARON, ESCOGIERON. Sencillamente, lo que pasó es que los hombres de la familia de Dios adoptaron la misma mentalidad de Lamec y después se corrompieron hasta el grado de ser violentos como el mismo Caín.

II. Espíritu Contiende A Través de los Siervos de Dios (6:4-9)

El Espíritu Santo contendió contra aquella generación a través del ministerio del patriarca Noé. En II Pedro 2:5 a Noé se le llama "el pregonero de justicia". Esto indica el celo que tomó el siervo de Dios para predicar la palabra de Dios; el mensaje no fue popular puesto que nadie, con excepción de la familia de Noé, quiso aceptar el mensaje divino, pero lo importante es que se testificó conforme a las indicaciones divinas.

Estimado lector, cuando Ud. reciba la reprensión de los mayores, del pastor, de sus padres, de las autoridades competentes; interprete dicha reprensión como la intervención de Dios para ayudarle en su vida personal.

En la iglesia local está presente el ministerio de la exhortación, y dicho ministerio está relacionado con el carisma del Espíritu Santo enfocado en mejorar los caminos de cada miembro del cuerpo de Cristo. Cuando Ud. sea reprendido por su mal proceder, reciba la exhortación como la contienda de l Espíritu Santo que al final de cuentas es para su beneficio espiritual.

  • El Esp√≠ritu Santo contendi√≥ contra Fara√≥n a trav√©s del ministerio de Mois√©s.
  • El Esp√≠ritu Santo contendi√≥ contra Herodes a trav√©s de Juan el Bautista
  • El Esp√≠ritu Santo contendi√≥ contra Pilatos a trav√©s de Cristo
  • El Esp√≠ritu Santo contendi√≥ contra Agripa a trav√©s de Pablo; y fue a trav√©s de Pablo que el Esp√≠ritu Santo contendi√≥ contra los fil√≥sofos Epic√ļreos y Estoicos en la colina de Marte en Atenas, Grecia.

III. El Espíritu Santo Contiende Para La Salvación del Pecador. (6:10-18)

Paralelamente al mensaje de la gracia de Dios, Dios proveyó los medios de salvación; no sólo una salvación de carácter temporal, sino eterna: esos medios de salvación los podemos enumerar a continuación:

El predicador: Noe

El instrumento de protección: El Arca

El mensaje: juicio divino por medio de un diluvio

El juicio de Dios tendría no sólo consecuencias temporales, sino eternas como bien lo atestigua la Palabra de Dios al decirnos por medio de Pedro (I Pedro 3:110-20) que "Cristo les predicó a los espíritus encarcelados del tiempo de Noé".

Sabemos que la maldad sigue creciendo a pasos exorbitantes, pero Dios no se ha dejado sin testimonio para esta generación porque hay miles de iglesias locales en todo el mundo que están haciendo todos los esfuerzos posibles para predicar el Evangelio de la gracia de Dios; son miles de iglesias las que apoyan los programas misioneros a través de sus diezmos y ofrendas; son miles ministerios de oración enfocados a las misiones; son miles de iglesias mandando misioneros al campo. ¡Dios sigue contendiendo contra el pecador!

Visitas: 13354

 
Pasaje

Génesis 6:1-8

1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,

2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas

3 Y dijo Jehov√°: No contender√° mi esp√≠ritu con el hombre para siempre, porque ciertamente √©l es carne; mas ser√°n sus d√≠as ciento veinte a√Īos.

4 Hab√≠a gigantes en la tierra en aquellos d√≠as, y tambi√©n despu√©s que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antig√ľedad fueron varones de renombre.

5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.

6 Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.

7 Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.

8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Art√≠culos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galer√≠a  |   Privacidad  |   Cont√°ctenos
Copyright 2000 - 2017 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.