Mayo 29, 2017
Portada | English Edition | Cont√°ctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

Como Vencer A Nuestros Enemigos - Segunda Parte

 
 

Esa√ļ Crespo

Introducción:

El cap√≠tulo 6 del libro de Jueces nos habla del llamamiento que Dios le hizo a Gede√≥n; dicho llamamiento estuvo acompa√Īado de las demandas divinas en cuanto a la necesidad de que el siervo del Se√Īor destruyera el altar de Baal y a cambio se construyera un altar a Jehov√° como expresi√≥n de que el coraz√≥n no lo podemos compartir entre Jes√ļs y el diablo; la alternativa es: o nos rendimos a Dios, o nos rendimos al diablo. En el caso de Gede√≥n su batalla era de tipo pol√≠tico social, pero con implicaciones espirituales, pero en el caso de los cristianos nuestra lucha es espiritual, pero con implicaciones sociales, pol√≠ticas, culturales, etc. Nuestros enemigos son espirituales y por lo tanto nuestras armas deben ser de la misma naturaleza, es decir, espirituales.

El apóstol Pablo nos dice en el libro de Efesios cap. 6 y versículos 10-16:

"Por lo dem√°s, hermanos m√≠os, fortaleceos en el Se√Īor, y en el poder de su fuerza.

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

Estad, pues, firmes, ce√Īidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que pod√°is apagar todos los dardos de fuego del maligno."

Meditemos, pues, acerca de las armas espirituales que Dios ha puesto a nuestra disposición:

I. Necesitamos la llenura del Espíritu Santo (6:34).

Es evidente la información bíblica en el hecho de que no se puede hacer la obra de Dios sin el auxilio del Espíritu Santo. Sin la Presencia del Espíritu Santo podemos dar mucha información, podemos impresionar, podemos despertar el aplauso y la admiración del mundo, pero nunca veremos vidas transformadas, vidas conformadas a la imagen de Dios como debe ser la meta del discipulado.

Gede√≥n comenz√≥ la lucha auxiliado con la persona y el ministerio del Esp√≠ritu Santo. ¬ŅQu√© participaci√≥n tiene el Esp√≠ritu de Dios en nuestras vidas?

  • Cuando cre√≠mos recibimos al Esp√≠ritu Santo. Efesios 1:13; I Corintios 12:13.
  • La evidencia de la presencia del Esp√≠ritu Santo en nuestras vidas es el cambio de que el Se√Īor ha operado en nosotros. II Corintios 5:17. Todos los creyentes tenemos el Esp√≠ritu Santo, pero no todos los creyentes somos llenos del Esp√≠ritu Santo, puesto que el ap√≥stol Pablo dice que todos los creyentes debemos estar llenos del Esp√≠ritu Santo.
  • Debemos ser siempre llenos del Esp√≠ritu Santo Efesios 5:18.

    En las congregaciones hay un poco de confusi√≥n en cuanto a tener la llenura del Esp√≠ritu Santo. Debemos entender la ense√Īanza b√≠blica en cuanto a que el Esp√≠ritu Santo es persona; eso significa que tiene inteligencia, sentimientos y voluntad que son atributos propios de la personalidad. El Esp√≠ritu Santo es la tercera Persona de la Trinidad. La palabra "Trinidad" no se encuentra en la Biblia referente a la Deidad, pero si est√° presente la doctrina y...en gran abundancia! Basados en la anterior informaci√≥n nos preguntamos: ¬ŅQui√©n tiene m√°s Esp√≠ritu, el creyente espiritual o el creyente carnal? Los dos tienen el mismo al mismo Esp√≠ritu. ¬ŅEntonces, cu√°l es la diferencia? La diferencia estriba en que el creyente lleno del Esp√≠ritu es aquel cuya vida est√° controlada por Dios, que vive de acuerdo a las demandas divinas; en cambio el creyente carnal es un desobediente y por lo tanto no goza de las bendiciones del Se√Īor.

II. Necesitamos las evidencias de la presencia de Dios en nuestra vida y ministerio. (vs. 36-40)

  • El ejemplo de Gedeon no es patr√≥n para la Iglesia.

    El pasaje lo debemos estudiar de acuerdo al contexto religioso, cultural y social del tiempo de Gedeón, pero si debemos aprender los principios para aplicarlos a la vida.

  • Nuestras evidencias para la vida cristiana y nuestros ministerios se fundamentan en:
    • La Biblia
    • La paz de Dios por el Esp√≠ritu Santo
    • El consejo de los hermanos: maduros, santos, expertos

III. Necesitamos hermanos valientes y fieles (7: 1-8)

  • No cobardes (7:3).

    La indicación divina fue que los que sintieran miedo mejor regresaran a sus casas porque los miedosos y cobardes en vez de hacer bien hacen mal pues contaminan a los demás. Uno de los héroes de la Segunda Guerra Mundial fue el General George Patton. Este hombre dio a los aliados y a su patria grandes y gloriosas victorias.

    Primero fue a pelear al norte de √Āfrica para resistir al Mariscal alem√°n Erwin Rommel, llamado "el zorro del desierto" por sus brillantes operaciones militares, pero fue derrotado por los ej√©rcitos de Patton. Despu√©s Patton fue a pelear a los territorios italianos y finalmente arras√≥ con toda oposici√≥n nazi hasta que entr√≥ al coraz√≥n del imperio alem√°n, Berl√≠n. Pero un d√≠a, dicho General vio a un soldado que estaba llorando de miedo y esto indign√≥ tanto a Patton que le dio de pu√Īetazos en la cara por su cobard√≠a. El principio que ense√Ī√≥ este hombre a sus soldados es que en una guerra se pelea s√≥lo con hombres valientes.

    Lo mismo sucede en la guerra espiritual. Los cristianos debemos ser valientes; a veces somos heridos o golpeados por el enemigo, pero nos volvemos a levantar porque somos soldados valientes de nuestro glorioso General, el Se√Īor Jesucristo.

  • No id√≥latras o desprevenidos (vs 5,6)

    La Biblia dice que 22,000 cobardes tuvieron miedo y se fueron a esconder, pero quedaron aproximadamente 10,000 y el Se√Īor dijo que √©stos eran muchos por lo que fueron sometidos a una prueba que el pasaje nos informa: Dios los mand√≥ al r√≠o a beber agua los que se arrodillaran para beber fueron puestos aparte y los que llevaran con sus manos el agua a sus bocas, tambi√©n fueran apartados. La Biblia dice que s√≥lo 300 llevaron el agua con sus manos a la boca para beber y los dem√°s, que fueron la mayor√≠a, se arrodillaron.

    Algunos han interpretados que esos que se arrodillaron reflejaron lo que pasaba en la intimidad de sus vidas...eran adoradores de Baal. Si esto es correcto, entonces llegamos a la siguiente ense√Īanza: Los id√≥latras no pueden ser usados por el Se√Īor.

IV. Necesitamos estar organizados (v 16)

  • Dios es organizado (Observe el proceso de la creaci√≥n)
  • El demanda organizaci√≥n (I Corintios 14:40).

V. Los guerreros deben proclamar (V 16 )

  • Las trompetas ilustran la proclamaci√≥n.
  • La proclamaci√≥n debe ir acompa√Īada con el testimonio. Las teas encendidas ilustran el testimonio de la vida cristiana.
  • El testimonio debe ir acompa√Īado de humildad. Los c√°ntaros quebrados ilustran el quebrantamiento del orgullo.

VI. Los guerreros deben someterse al liderazgo (7:18)

  • Es la orden del Se√Īor (Hebreos 13:17; I Pedro 5:5).
  • La obediencia a los l√≠deres es un reflejo de la obediencia a Dios.

Conclusión:

La guerra espiritual debe hacerse con la direcci√≥n del Esp√≠ritu Santo y los que van a pelear deben ser personas comprometidas con el Se√Īor y con la disposici√≥n de no rendirse, sino pelear hasta la victoria bajo el mandato del Se√Īor y bajo la direcci√≥n de los l√≠deres que el Se√Īor ha puesto en la iglesia local. Entonces podemos gritar con la autoridad que nos da nuestro glorioso General ¬°Hasta la victoria siempre! Am√©n.

Visitas: 13266

 
Pasaje

Jueces 6:33-7:18

6:33 Pero todos los madianitas y amalecitas y los del oriente se juntaron a una, y pasando acamparon en el valle de Jezreel.

6:34 Entonces el Espíritu de Jehová vino sobre Gedeón, y cuando éste tocó el cuerno, los abiezeritas se reunieron con él.

6:35 Y envió mensajeros por todo Manasés, y ellos también se juntaron con él; asimismo envió mensajeros a Aser, a Zabulón y a Neftalí, los cuales salieron a encontrarles.

6:36 Y Gedeón dijo a Dios: Si has de salvar a Israel por mi mano, como has dicho,

6:37 he aquí que yo pondré un vellón de lana en la era; y si el rocío estuviere en el vellón solamente, quedando seca toda la otra tierra, entonces entenderé que salvarás a Israel por mi mano, como lo has dicho.

6:38 Y aconteci√≥ as√≠, pues cuando se levant√≥ de ma√Īana, exprimi√≥ el vell√≥n y sac√≥ de √©l el roc√≠o, un taz√≥n lleno de agua.

6:39 Mas Gede√≥n dijo a Dios: No se encienda tu ira contra m√≠, si a√ļn hablare esta vez; solamente probar√© ahora otra vez con el vell√≥n. Te ruego que solamente el vell√≥n quede seco, y el roc√≠o sobre la tierra.

6:40 Y aquella noche lo hizo Dios así; sólo el vellón quedó seco, y en toda la tierra hubo rocío.

7:1 Levant√°ndose, pues, de ma√Īana Jerobaal, el cual es Gede√≥n, y todo el pueblo que estaba con √©l, acamparon junto a la fuente de Harod; y ten√≠a el campamento de los madianitas al norte, m√°s all√° del collado de More, en el valle.

7:2 Y Jehová dijo a Gedeón: El pueblo que está contigo es mucho para que yo entregue a los madianitas en su mano, no sea que se alabe Israel contra mí, diciendo: Mi mano me ha salvado.

7:3 Ahora, pues, haz pregonar en oídos del pueblo, diciendo: Quien tema y se estremezca, madrugue y devuélvase desde el monte de Galaad. Y se devolvieron de los del pueblo veintidós mil, y quedaron diez mil.

7:4 Y Jehov√° dijo a Gede√≥n: A√ļn es mucho el pueblo; ll√©valos a las aguas, y all√≠ te los probar√©; y del que yo te diga: Vaya √©ste contigo, ir√° contigo; mas de cualquiera que yo te diga: Este no vaya contigo, el tal no ir√°.

7:5 Entonces llevó el pueblo a las aguas; y Jehová dijo a Gedeón: Cualquiera que lamiere las aguas con su lengua como lame el perro, a aquél pondrás aparte; asimismo a cualquiera que se doblare sobre sus rodillas para beber.

7:6 Y fue el n√ļmero de los que lamieron llevando el agua con la mano a su boca, trescientos hombres; y todo el resto del pueblo se dobl√≥ sobre sus rodillas para beber las aguas.

7:7 Entonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré, y entregaré a los madianitas en tus manos; y váyase toda la demás gente cada uno a su lugar.

7:8 Y habiendo tomado provisiones para el pueblo, y sus trompetas, envió a todos los israelitas cada uno a su tienda, y retuvo a aquellos trescientos hombres; y tenía el campamento de Madián abajo en el valle.

7:9 Aconteció que aquella noche Jehová le dijo: Levántate, y desciende al campamento; porque yo lo he entregado en tus manos.

7:10 Y si tienes temor de descender, baja t√ļ con Fura tu criado al campamento,

7:11 y oirás lo que hablan; y entonces tus manos se esforzarán, y descenderás al campamento. Y él descendió con Fura su criado hasta los puestos avanzados de la gente armada que estaba en el campamento.

7:12 Y los madianitas, los amalecitas y los hijos del oriente estaban tendidos en el valle como langostas en multitud, y sus camellos eran innumerables como la arena que est√° a la ribera del mar en multitud.

7:13 Cuando lleg√≥ Gede√≥n, he aqu√≠ que un hombre estaba contando a su compa√Īero un sue√Īo, diciendo: He aqu√≠ yo so√Ī√© un sue√Īo: Ve√≠a un pan de cebada que rodaba hasta el campamento de Madi√°n, y lleg√≥ a la tienda, y la golpe√≥ de tal manera que cay√≥, y la trastorn√≥ de arriba abajo, y la tienda cay√≥.

7:14 Y su compa√Īero respondi√≥ y dijo: Esto no es otra cosa sino la espada de Gede√≥n hijo de Jo√°s, var√≥n de Israel. Dios ha entregado en sus manos a los madianitas con todo el campamento.

7:15 Cuando Gede√≥n oy√≥ el relato del sue√Īo y su interpretaci√≥n, ador√≥; y vuelto al campamento de Israel, dijo: Levantaos, porque Jehov√° ha entregado el campamento de Madi√°n en vuestras manos.

7:16 Y repartiendo los trescientos hombres en tres escuadrones, dio a todos ellos trompetas en sus manos, y cántaros vacíos con teas ardiendo dentro de los cántaros.

7:17 Y les dijo: Miradme a mí, y haced como hago yo; he aquí que cuando yo llegue al extremo del campamento, haréis vosotros como hago yo.

7:18 Yo tocaré la trompeta, y todos los que estarán conmigo; y vosotros tocaréis entonces las trompetas alrededor de todo el campamento, y diréis: ¡Por Jehová y por Gedeón!

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Art√≠culos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galer√≠a  |   Privacidad  |   Cont√°ctenos
Copyright 2000 - 2017 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.