Julio 28, 2017
Portada | English Edition | Cont√°ctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

Preveng√°monos De Los Peligros Espirituales

 
 

Esa√ļ Crespo

Introducción

¬°Cu√°ntos fracasos se cometen en la vida por falta de orientaci√≥n! Entendemos que hay personas con una rebeld√≠a contumaz que no les permite admitir la orientaci√≥n; pero tambi√©n hay muchas personas que est√°n dispuestas a aceptar la correcci√≥n. De estas √ļltimas podemos decir que si se les ayudara con el consejo a tiempo, no fracasar√≠an en la vida. En el pasaje vemos al Se√Īor ayudando a sus disc√≠pulos con la orientaci√≥n a tiempo para que no vayan a fracasar en su vida adoptando las doctrinas de los que no obedecen a Jesucristo. Meditemos el siguiente pasaje:

"Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; mas en la multitud de consejeros hay seguridad" (Proverbios 11:14)

Dios no ha dejado al ser humano a ciegas como creían los Deístas al afirmar que Dios no se interesa ni por la creación ni por la historia de los hombres. Veamos cómo Dios nos ha ayudado y lo sigue haciendo: El nos ha dejado su Palabra. La Biblia es el mensaje de Dios para que los seres humanos vivamos bajo la dirección de la Palabra; Dios nos ha dado su Espíritu Santo. El Espíritu Santo es Dios y uno de sus ministerios es guiar al ser humano para que viva en obediencia a Dios y así no fracase.

El mismo Se√Īor Jes√ļs es la luz del mundo como lo dice Juan 1:9:

"Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo"

Jes√ļs es la luz del mundo y el que la sigue no andar√° en tinieblas, sino que la luz de Dios iluminar√° sus pasos por esta tierra. ¬°Cristo es la luz del mundo! Veamos, pues, como el Se√Īor orienta a su pueblo de los peligros doctrinales de este mundo:

I. La levadura de la maldad

"Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos, y de la levadura de Herodes" (Marcos 8:15)

El hombre que gobernaba Israel en los d√≠as del nacimiento del Se√Īor, era Herodes llamado "El Grande". Este hombre era tan malvado que fue capaz de asesinar a su esposa Marianne y a sus hijos, s√≥lo porque sospechaba que sus v√≠ctimas quer√≠an arrebatarle el poder. En los d√≠as de este gobierno regio la sangre inocente fue derramada como consecuencia de la pol√≠tica cruel e inhumana de este loco, pero con una locura cl√°sica, la del poder. Si la historia humana arrancara desde los d√≠as de este gobierno criminal, Herodes ser√≠a, entonces, el prototipo de la maldad. Pero debemos preguntarnos: ¬ŅEs Herodes un individuo de otro planeta o con una naturaleza ajena a la naturaleza humana? ¬°No! Todos los seres humanos tenemos la capacidad de cometer las atrocidades m√°s criminales y vulgares si las condiciones fueran propicias. El Se√Īor dice que nosotros los seres humanos no "sabemos de que esp√≠ritu somos". En otras palabras, √©l dice que no sabemos de qu√© somos capaces si tuvi√©ramos la oportunidad. Por eso es que los cristianos debemos guardar la comuni√≥n con el Se√Īor para que √©l nos proteja y nos guarde de pecar contra Dios y contra nuestro pr√≥jimo.

En I Corintios 5:7,8 el apóstol Pablo nos hace la siguiente exhortación:

"Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad".

La historia nos ense√Īa que tanto Herodes el Grande como todos sus descendientes, mantuvieron el mismo estilo de gobierno hasta que fueron removidos por los romanos.

Entonces preveng√°monos de la levadura de la maldad. A prop√≥sito, ¬Ņpor qu√© la Biblia utiliza la levadura para ilustrar toda maldad, toda idea contraria a la verdad de Dios? Resulta interesante que la Biblia nos ense√Īa que Dios no permiti√≥ que el pan que se ofrec√≠a en su altar llevar levadura. La semana de la celebraci√≥n de la fiesta de la Pascua ten√≠a que comerse pan, pero sin levadura.

¬ŅQu√© es la levadura? Son microorganismos cuya finalidad es corromper la materia org√°nica. Son responsables de la putrefacci√≥n de los cuerpos biol√≥gicos.

En el mundo espiritual el pecado está ilustrado por la levadura, la semilla de la maldad. Los virus de la maldad están en nosotros, pero nada pueden hacer por causa de la presencia del Espíritu Santo y de la Palabra de Dios.

Debemos cuidarnos, también, de otra clase de levadura..

II. La levadura de la hipocresía.

"Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocres√≠a". (Luc. 12: 1)

Hipocresía es falta de sinceridad

La palabra esta asociada con el teatro griego donde los actores escondían su verdadero rostro detrás de una máscara.

Los fariseos aparentaban obediencia a Dios, pero dicha obediencia s√≥lo era de apariencia porque el Se√Īor en Mateo 23 hace una radiograf√≠a espiritual bien detallada de lo que en realidad eran dichas personas. La Palabra de Dios nos da muchos ejemplos de personas que trataban de dar la impresi√≥n de ser entregadas a Dios, pero en realidad eran contrarias a Dios.

Recordemos dos ilustraciones:

Herodes Dec√≠a querer adorar al ni√Īo, pero en verdad lo quer√≠a asesinar

Judas Iscariote. Dijo a Jes√ļs: "Salve maestro", y lo bes√≥ en la mejilla derecha, pero para Judas el Se√Īor s√≥lo era un medio al cual sacar provecho. Y la lista podr√≠a continuar sobre personas que aparentaban piedad, pero sus corazones estaban lejos de Dios. Seamos cuidadosos con la levadura de la hipocres√≠a.

Tenemos que relacionarnos con el mundo, pero no comulgar con él:

"No os un√°is en yugo desigual con los incr√©dulos; porque ¬Ņqu√© compa√Īerismo tiene la justicia con la injusticia? ¬ŅY qu√© comuni√≥n la luz con las tinieblas?

¬ŅY qu√© concordia Cristo con Belial? ¬ŅO qu√© parte el creyente con el incr√©dulo?

¬ŅY qu√© acuerdo hay entre el templo de Dios y los √≠dolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitar√© y andar√© entre ellos, Y ser√© su Dios, Y ellos ser√°n mi pueblo.

Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Se√Īor, Y no toqu√©is lo inmundo; Y yo os recibir√©,

Y ser√© para vosotros por Padre, Y vosotros me ser√©is hijos e hijas, dice el Se√Īor Todopoderoso.

Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios" (II Corintios 6:14-7:1)

III. La levadura de la tradición.

El Se√Īor conden√≥ la tradici√≥n de los fariseos porque √©stos pon√≠an la tradici√≥n al mismo nivel de la Palabra de Dios:

"Entonces se acercaron a Jes√ļs ciertos escribas y fariseos de Jerusal√©n, diciendo:

¬ŅPor qu√© tus disc√≠pulos quebrantan la tradici√≥n de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. Respondiendo √©l, les dijo: ¬ŅPor qu√© tambi√©n vosotros quebrant√°is el mandamiento de Dios por vuestra tradici√≥n?"(Mateo 15:1-3)

No decimos que todas las tradiciones son malas, de hecho hay tradiciones buenas, pero si éstas están bajo el control de la Palabra de Dios. Veamos algunas tradiciones del mundo cristiano occidental:

  • La cena navide√Īa
  • La celebraci√≥n del d√≠a del anciano bautista.
  • La celebraci√≥n de la Independencia de cada pa√≠s.
  • Las celebraciones de los cumplea√Īos.
  • La celebraci√≥n del D√≠a de las Madres.

Todas estas tradiciones son buenas, si tienen como fin contribuir a la armon√≠a familiar, a la honra del Se√Īor y, como se dijo al principio, que est√©n bajo el control de la Palabra de Dios.

IV. La levadura de la incredulidad.

El pasaje dice claramente que se tenga cuidado con la levadura de los saduceos. Los saduceos eran los racionalistas de aquellos días; eran los que negaban la existencia de lo que los sentidos no pueden percibir. La Biblia nos da información acerca de las doctrinas concretas que los saduceos negaban:

  • No cre√≠an en el m√°s all√°.
  • No cre√≠an en los esp√≠ritus.
  • No cre√≠an en los seres angelicales.

Debemos cultivar la fe por la palabra de Dios y la oración para que no nos contaminemos con la incredulidad. Cuando la incredulidad se apodera de nuestras mentes y corazones ya comenzó la debacle espiritual. El pasaje citado a continuación nos muestra la verdad de que vivimos de acuerdo a lo que creemos.

"Velad, pues, porque no sab√©is a qu√© hora ha de venir vuestro Se√Īor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qu√© hora el ladr√≥n habr√≠a de venir, velar√≠a, y no dejar√≠a minar su casa.

Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

¬ŅQui√©n es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su se√Īor sobre su casa para que les d√© el alimento a tiempo?

Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su se√Īor venga, le halle haciendo as√≠.

De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondr√°.

Pero si aquel siervo malo dijere en su coraz√≥n: Mi se√Īor tarda en venir;

y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos,

Vendr√° el se√Īor de aquel siervo en d√≠a que √©ste no espera, y a la hora que no sabe,

y lo castigar√° duramente, y pondr√° su parte con los hip√≥critas; all√≠ ser√° el lloro y el crujir de dientes".  (Mateo 24: 45-51)

Conclusión

¬ŅComo guardarnos de esos peligros?

  • Oremos (Mateo 26:41)
  • Congregu√©monos (Mateo 18:19, 20)
  • Ense√Īemos la Palabra en el discipulado cristiano (Mateo 28:19, 20)

Visitas: 13360

 
Pasaje

Mateo 16:5-12

5 Llegando sus discípulos al otro lado, se habían olvidado de traer pan.

6 Y Jes√ļs les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos.

7 Ellos pensaban dentro de sí, diciendo: Esto dice porque no trajimos pan.

8 Y entendi√©ndolo Jes√ļs, les dijo: ¬ŅPor qu√© pens√°is dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no ten√©is pan?

9 ¬ŅNo entend√©is a√ļn, ni os acord√°is de los cinco panes entre cinco mil hombres, y cu√°ntas cestas recogisteis?

10 ¬ŅNi de los siete panes entre cuatro mil, y cu√°ntas canastas recogisteis?

11 ¬ŅC√≥mo es que no entend√©is que no fue por el pan que os dije que os guardaseis de la levadura de los fariseos y de los saduceos?

12 Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Art√≠culos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galer√≠a  |   Privacidad  |   Cont√°ctenos
Copyright 2000 - 2017 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.