Febrero 20, 2020
Portada | English Edition | Contáctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

Jesucristo Es La Fuente de Vida

 
 

Esaú Crespo

Introducción:

El milagro de la multiplicación de los panes tiene el propósito de ilustrar una necesidad espiritual, la cual consiste en que así como el pan material produce la vida física, el pan espiritual, el cual es Cristo, produce la vida espiritual. En el Evangelio de Juan, Cristo se presenta como El Pan De Vida, para dar a entender que solamente por la absoluta fe en Él, el hombre puede tener la esperanza de la vida eterna.

Sin embargo, no debemos pasar por alto que Jesús proveyó también el pan material para enseñarnos que Él no solamente se preocupa por nuestras necesidades espirituales, sino también por nuestras necesidades materiales. El tema de nuestra meditación lo vamos a dividir en cuatro sub-temas:

I. El Problema (VS. 1-5)

En los tiempos que el Señor Jesucristo vivió en Palestina, la situación social y económica del pueblo israelita era profundamente caótica debido a muchos factores, pero principalmente a la opresión que infligía el Imperio Romano que exprimía al pueblo elevando los impuestos.

La mayoría de personas que voluntariamente siguieron al Señor Jesús eran personas de escasos o ningún recurso. En el Evangelio de San Mateo 14:21 se nos dice que la multitud era de 5000 hombres sin tomar en cuenta las mujeres y los niños, de manera que podemos pensar que Jesús tenía ante sí un auditorio de por lo menos 10000 personas. Cuando el Señor vio la multitud que tenía la necesidad de alimentarse para que no fuera a desmayarse en el regreso a sus lugares de origen, hizo la siguiente pregunta: "¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?"

  • Felipe, uno de sus discípulos, razonó y dijo: "Doscientos denarios de pan no bastarían para que cada uno de ellos tomase un poco" (v.7)

    Dios nos ha dado la capacidad para razonar, para pensar con lógica, pero en la relación con nuestro Dios, debemos hacer uso del recurso de la fe en nuestro Señor Jesucristo. La Biblia nos enseña en la carta a los Hebreos: "Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan" (Hebreos.11:6)
  • Andrés, otro de sus discípulos, le informó que había un joven que tenía un poquito de alimento, pero que eso no servía para dar de comer a tantos. (V.8)
  • Un joven que estaba en la multitud estuvo dispuesto a poner sus limitados recursos en las manos del Señor. Nos da una gran lección este joven de que no debemos ser egoístas con los demás, mucho menos con el Señor.

    Dios puede multiplicar nuestros recursos, por limitados que sean, si los ponemos en sus poderosas manos. Cuando los problemas toquen a nuestra puerta, tengamos confianza en las promesas del Señor que nos dice: "No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre". (Hebreos 13:5,6).

II. La Prueba (v.6)

  • El Señor Jesús estaba probando a sus discípulos para que aprendieran a confiar en Él.
  • La Biblia dice que seremos probados (I Ped. 1:6)
  • En el pasaje de nuestra meditación la prueba vino por falta de pan.
  • Las pruebas vienen a veces por las tentaciones a que somos sometidos (Santiago 1:12)
  • Las pruebas vienen, a veces, por el sufrimiento que el mundo nos inflige (I Pedro 4:12-16)
  • La Biblia nos enseña que las pruebas nos vienen cuando nos llegan doctrinas falsas contrarias a las enseñanzas de la Palabra de Dios.

En toda esta multitud de problemas surge una esperanza acompañada de gozo y consiste en que por haber resistido las pruebas que acarrea la fe en el Señor Jesucristo, Dios promete librarnos de la última y terrible prueba que viene sólo para los incrédulos. (Apocalipsis 3:10)

III. La Provición (V.9)

  • Cristo tiene control de todas las cosas y Él sabe lo que hará.
  • Cristo demanda confianza absoluta en Él (v.10) "Haced recostar la gente" fue la orden que Él dio.
  • Cristo demanda oración (v.11)
  • Cristo provee en abundancia (vs. 12,13)

IV. La Proclamación (vs. 14,15)

  • Al Señor Jesucristo se le llama "Profeta". Él es la única persona en todo el Universo que está facultado para hablarnos la Palabra de Dios porque Él es el Unigénito Hijo de Dios.
  • El Señor Jesucristo es el Rey. Él es Rey de reyes y Señor de señores.

Conclusión:

El Señor Jesucristo obró el milagro de la multiplicación de los panes para enseñarnos la gloriosa verdad de que Él es El Pan de Vida que da la salvación eterna a todo ser humano que por la fe en Él se entrega de todo corazón. Amén.

Visitas: 14785

 
Pasaje

Juan 6:1-15

1 Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias.

2 Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos.

3 Entonces subió Jesús a un monte, y se sentó allí con sus discípulos.

4 Y estaba cerca la pascua, la fiesta de los judíos.

5 Cuando alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a él gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?

6 Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer.

7 Felipe le respondió: Doscientos denarios de pan no bastarían para que cada uno de ellos tomase un poco.

8 Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo:

9 Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos?

10 Entonces Jesús dijo: Haced recostar la gente. Y había mucha hierba en aquel lugar; y se recostaron como en número de cinco mil varones.

11 Y tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían.

12 Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada.

13 Recogieron, pues, y llenaron doce cestas de pedazos, que de los cinco panes de cebada sobraron a los que habían comido.

14 Aquellos hombres entonces, viendo la señal que Jesús había hecho, dijeron: Este verdaderamente es el profeta que había de venir al mundo.

15 Pero entendiendo Jesús que iban a venir para apoderarse de él y hacerle rey, volvió a retirarse al monte él solo.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Artículos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galería  |   Privacidad  |   Contáctenos
Copyright 2000 - 2020 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.