Julio 28, 2017
Portada | English Edition | Contáctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

¿Qué Hacer Para Que Nuestros Familiares Crean En Jesus?

 
 

Esaú Crespo

Introducción:

Hay una promesa divina en cuanto a la salvación de nuestros familiares. En el libro de Hechos 16:31,32, el apóstol Pablo le dijo al carcelero: "Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa". De manera que hay una promesa del Señor de que el plan divino es que nuestros familiares pongan su confianza en el Señor Jesucristo para que tengan la salvación eterna.

Hemos observado que una de las peticiones que nunca falta en los cultos de oración es la que pide que los familiares inconversos vengan al conocimiento de la verdad. No existe un cristiano que alguno de sus parientes cercano o lejano no sea inconverso. Todos los creyentes que creemos con todo el corazón sobre la verdad bíblica de que los que rechazan a Jesucristo como su Salvador personal irán al infierno, tenemos una carga en el corazón y deseamos que nuestros familiares sean salvos. Sin embargo, debemos saber que la misma carga que tenemos por nuestros familiares inconversos es exactamente la misma que tiene Dios por los perdidos

Es importante destacar el hecho que desde que una persona se convierte a Jesucristo, comienzan a llegar las bendiciones de Dios para toda la familia y las demás personas que de alguna manera se relacionan con el creyente en el Señor Jesucristo. Algunos ejemplos bíblicos nos ayudarán a entender esta verdad: En I Corintios 7:10-14 el apóstol Pablo enseña que la mujer inconversa es santificada en el marido creyente, y el marido inconverso es santificado en la mujer creyente. En Éxodo 20:1-6 Moisés enseña que los que obedecen los mandamientos de Dios son bendecidos y que esta bendición alcanza a otras generaciones; es decir, que así como el pecado afecta a las generaciones venideras, de la misma manera la obediencia a Dios trae bendición a las nuevas generaciones. En II Corintios 6:3 aprendemos que la influencia cristiana es de bendición para los no creyentes por cuanto la obediencia a los mandamientos de Dios produce una vida santa que no corrompe a nadie, sino que al contrario, trae una influencia bienhechora para todos los que rodean al creyente en el Señor Jesucristo. Vemos, pues, que hay una disposición divina para que nuestros familiares sean bendecidos. En vista de lo anterior y basados en nuestro pasaje de reflexión, es decir, Romanos 10:1,2, ¿Qué debemos hacer?

I. Debemos tener pasión por las almas perdidas (v 1a)

  • Debemos tener el corazón del Señor Jesucristo en cuanto a los perdidos. La Biblia dice que cuando el Señor vio las multitudes, tuvo compasión de ellas porque las vio desamparadas como ovejas que no tienen pastor. (Mateo 9:36). Era tanta la pasión del Señor por los perdidos que cuando entró a Jerusalén, lloró por todos los habitantes de la ciudad porque no habían creído en el Mesías prometido. (Luc.19:41).
  • El apóstol Pablo dice en Romanos 9:1-3 que el deseo de su corazón es que sus hermanos en la carne, es decir, los israelitas se conviertan al Señor Jesucristo. La razón de este sentimiento tan fuerte es porque la Biblia nos enseña que después de la muerte ya no queda ninguna esperanza para el pecador. Es en esta vida donde el hombre decide a donde pasará la eternidad.

II. Debemos orar por las almas perdidas (v 1b)

  • El apóstol Pablo era un hombre de oración; él imitó al Señor Jesucristo que pasaba noches enteras en vigilias de oración. El mandamiento de Dios es que los cristianos oremos sin cesar. (I Tesalonicenses 5:17). El cristiano que ora es aquel que depende de Dios; el que no ora es porque piensa que no necesita de Dios.
  • Su vida de oración debe ser un estilo de vida. No cometa el error de muchos cristianos que oran sólo cuando están bajo presión por los problemas de la vida. Si Ud. no tiene problemas entonces ore dando gracias por las bendiciones de Dios; ore por los misioneros, por los pastores, por los gobiernos, etc.
  • Fundamente su oración en una vida de temor de Dios. Mencionemos sólo dos pasajes de la Escritura donde se nos enseña que los ritos religiosos no tienen ningún valor, si no están fundamentados en una vida de temor a Dios. I Timoteo 2:8 y I Pedro 3:7. En el primer pasaje aprendemos que lasmanos del que ora deben ser limpias dando a entender que la vida del que ora debe ser santa, temerosa de Dios; en el segundo se ordena a las mujeres cristianas que sean obedientes y finas con sus esposos para que por la conducta santa pos incrédulos sean llevados a los pies del Señor.

III. Debemos testificar a las almas perdidas (v 2)

  • El testimonio debe ser por la Palabra de Dios. Recordemos que nadie puede ser salvo sin el conocimiento de la Palabra de Dios. Toda persona debe oír el testimonio bíblico. Todo cristiano está obligado por Dios para que abra su boca y hable de la Biblia y cuando el oyente escucha el mensaje bíblico y pone su confianza en la Palabra de Dios, entonces se opera la salvación.
  • Procuremos ordenar nuestros pensamientos bíblicos; es decir, que cuando testifiquemos debemos hacerlo coherentemente , que la información bíblica sea ordenada, de manera que las personas puedan entender nuestro mensaje. Y no olvidar que el mensaje debe darse con gracia, con mansedumbre, con la consideración cristiana, como lo ordena la misma Palabra de Dios. (I Pedro 3:15).
  • El testimonio debe ser permanente. Así como Satanás permanentemente ataca la Palabra de Dios, así los cristianos no debemos callar, sino insistir en nuestro testimonio, porque Dios nos dice: "...habla, y no calles...porque yo tengo mucho pueblo en este lugar". (Hechos 18:9,10).

Conclusión:

Si en nuestros corazones hay pasión por los perdidos, tenemos una vida de oración constante y testificamos a los perdidos, entonces Dios hará la obra en los incrédulos, comenzando con nuestros familiares.

Visitas: 13354

 
Pasaje

Romanos 10:1-2

1 Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y mi oración a Dios por Israel, es para salvación.

2 Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Artículos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galería  |   Privacidad  |   Contáctenos
Copyright 2000 - 2017 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.