Noviembre 23, 2017
Portada | English Edition | Cont√°ctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

La Vida Santa Es Posible

 
 

Esa√ļ Crespo

Introducción:

Uno de los deseos de Dios es que la gente viva apartada del mal; que la gente gobierne su vida de acuerdo a la Palabra de Dios; que la gente viva bajo el temor de Dios que viene como consecuencia de una vida rendida a Cristo. Todo lo anterior son descripciones de la que la Biblia llama "la vida santa".

Cuando una persona le entrega su vida a Jesucristo, el Espíritu Santo, que es la tercera Persona de la Trinidad, viene a morar permanentemente en el cristiano. En el momento de la conversión se realiza el milagro de la regeneración y, a partir de ese momento, comienza la vida cristiana.

Muchos cristianos a partir del momento de la conversión comienzan a experimentar tentaciones más fuertes de las que experimentaban cuando no eran cristianos. En cierta medida esto es natural porque ahora se libra una lucha entre nuestra naturaleza pecaminosa y el Espíritu Santo que Dios nos ha dado para ayudarnos en nuestra debilidad. Nuestra voluntad es ubicada entre los apetitos pecaminosos de la carne y el deseo del Espíritu Santo que anhela nuestra vida sometida a Dios.

Para hacer posible que nuestra vida sea santa, agradable a Dios, el ap√≥stol Pablo nos ense√Īa en este glorioso pasaje los principios fundamentales para ser victoriosos en nuestra vida cristiana.

I. Andemos en el Espíritu (vs 16,17)

Estas palabras tienen que ver con una vida que es guiada por la Palabra de Dios.

  • Es un imperativo divino; un imperativo no se discute, s√≥lo se obedece. Los cristianos victoriosos en su vida son aquellos que siempre est√°n dispuestos a obedecer la Palabra de Dios
  • El tiempo del verbo "andemos" est√° en lo que se llama "presente continuo". Esto quiere decir que debemos andar en el Esp√≠ritu siempre. Debe ser un estilo de vida.
  • "Andemos" est√° en plural. Significa que el mandamiento es para todos los cristianos. A veces se tiene la idea de que s√≥lo los l√≠deres o los oficiales de la iglesia tienen que ser consagrados, pero la Biblia dice que todo cristiano est√° obligado por Dios a tener una vida de sometimiento a la Biblia
  • "Andar en el Esp√≠ritu" es necesario para no satisfacer los deseos pecaminosos de la carne. El ambiente en que tenemos que desenvolvernos como cristianos es pecaminoso y corrupto; tenemos que o√≠r y ver constantemente situaciones ofensivas a Dios y provocativas para nosotros, pero con el poder del Esp√≠ritu Santo podemos tener una vida victoriosa de obediencia a Dios. Conviene obedecer la Palabra de Dios porque hay una terrible lucha entre nuestra naturaleza corrupta y el Esp√≠ritu Santo.

II. Seamos guiados por el Espíritu (vs 18-24)

La palabra "guiados" es la misma acci√≥n de un pastor que va delante de su reba√Īo. Cualquier senda que el pastor tome, por all√≠ caminar√°n las ovejas de su reba√Īo. As√≠ como las ovejitas fielmente siguen al pastor, tambi√©n los cristianos debemos dejarnos guiar por el Esp√≠ritu Santo.

  • El Esp√≠ritu Santo nos libra de la maldici√≥n de la ley. (v.18) Nadie es capaz de cumplir la ley de Mois√©s. Si Dios nos juzgara conforme a los criterios de la ley nadie ser√≠a salvo porque todos hemos quebrantado la ley de Mois√©s.
  • El Esp√≠ritu Santo nos libra de la maldici√≥n de la carne (vs.19-21) Recordemos que cuando el ap√≥stol Pablo menciona la palabra "carne", se est√° refiriendo a nuestra naturaleza pecaminosa, es decir, la tendencia natural que hay en el hombre de hacer lo opuesto a la voluntad de Dios. El Esp√≠ritu Santo nos libra, pues, de:
    • Pecados de sensualidad.(v.19)
    • Pecados de superstici√≥n. (v. 20a)
    • Pecados contra nuestro semejantes. (vs.20b-21)
  • El Esp√≠ritu Santo nos provee un car√°cter santo (vs.22,23)
    • Este car√°cter santo produce en nosotros: amor, gozo, paz. Esto nos da satisfacci√≥n personal porque afecta nuestras emociones, nuestro temperamento, nuestra personalidad.
    • Este car√°cter santo nos da una nueva relaci√≥n con nuestros semejantes
    • Este car√°cter santo nos produce una adecuada relaci√≥n con Dios porque en nuestros corazones hay fe, mansedumbre, templanza.
  • El Esp√≠ritu Santo nos confirma que somos de Cristo. (V.25) El Esp√≠ritu Santo da testimonio a nuestras conciencias de que somos hijos de Dios.

III. Vivamos por el Espíritu (vs 5:25-6:2)

  • Vivir por el Esp√≠ritu nos libra de ofender a los hermanos. (v.26)
  • Vivir por el Esp√≠ritu nos hace comprensivos con los hermanos d√©biles en la fe. (6:1,2)

Conclusión:

Una vida de obediencia a Dios, de constante lectura y obediencia de la Palabra de Dios, nos dará una vida victoriosa por la dependencia del Espíritu Santo.

Visitas: 13530

 
Pasaje

G√°latas 5:16-6:2

16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.

19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,

21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

26 No nos hagamos vanagloriosos, irrit√°ndonos unos a otros, envidi√°ndonos unos a otros.

Capitulo 6

1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con esp√≠ritu de mansedumbre, consider√°ndote a ti mismo, no sea que t√ļ tambi√©n seas tentado.

2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Art√≠culos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galer√≠a  |   Privacidad  |   Cont√°ctenos
Copyright 2000 - 2017 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.