Noviembre 18, 2019
Portada | English Edition | Contáctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

La Iglesia Como Resultado de la Predicación del Evangelio

 
 

Esaú Crespo
Introducción

Esta iglesia fue fundada en el segundo viaje misionero del apóstol Pablo. La información referente al principio histórico de esta iglesia, se encuentra en Hechos 16 y 17. Esta iglesia no presenta problemas ni de orden ético ni doctrinal, sin embargo, algunas personas, mal o bien intencionadas habían alterado los ánimos de los hermanos en cuanto a la doctrina de la segunda venida literal del Señor a la tierra.

Como vemos en la información de las epístolas I y II Tesalonicenses, los hermanos estaban experimentando grandes tribulaciones y alguien, en nombre de los apóstoles, envió una carta en la que enseñaba que ya había llegado el cumplimiento de las profecías en cuanto al día de la venida del Señor. El apóstol se ve en la necesidad de explicar que todavía no es la venida del Señor, que las aflicciones que vive el pueblo de Dios son situaciones que se viven por causa de la fe de los creyentes y la incredulidad de los que rechazan a Cristo.

El apóstol Pablo corrige esta deficiencia doctrinal en el capítulo 4. En este cap. 1 el apóstol, entre otros temas. Habla de la manera en que el santo Evangelio llegó a los tesalonicenses. Enfoquemos nuestra atención en el tema del Evangelio.

I. El recibimiento del evangelio (vs. 1 – 5)

  • El evangelio es una doctrina (I Corintios 15: 1 – 3).
  • El evangelio se centra en la persona de Cristo.
  • El evangelio es poder (Romanos 1: 16)
    • Es el poder del Espíritu Santo.
    • Sólo el poder de Dios hace posible el milagro de la conversión (vs. 9,10).

II. La practica del evangelio (vs. 6,7)

  • Vivían como Cristo (6a)
  • Vivían como los apóstoles (6b)
  • Vivían bajo la dirección del Espíritu Santo pues eran llenos de gozo aún en medio de la tribulación (6c). En el libro de Gálatas cap. 5 tenemos la enseñanza del "fruto del Espíritu" donde se mencionan nueve virtudes y la segunda es el gozo que no depende de las circunstancias exteriores, sino de la presencia del Espíritu Santo en la vida del creyente.
  • Eran modelos a otros hermanos (v. 7)

III. La difusión del evangelio (v. 8)

  • Eran hermanos con fervor misionero (v. 8a).
  • Tomaron la iniciativa de convertirse en misioneros (v. 8b)
  • Fueron alivio a la carga apostólica (v. 8c)

IV. El poder del evangelio (v. 9)

En el Nuevo Testamento la palabra que se traduce "poder" viene del Griego "dunamis" que también se traduce "dinamita". Porque el Evangelio es
Poder, no para destruir, sino para convertir. El ser humano más depravado y violento pude ser convertido en el ser más santo y pacífico sólo por el poder del Evangelio.

  • Poder en la conversión (v. 9).
  • Poder en la obediencia "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece".
  • Poder en el servicio (v. 3)

V. La esperanza del evangelio (v. 10)

  • El evangelio es bendición en "el aquí y en el ahora". Cuando hablamos del "aquí y el ahora", estamos hablando en sentido filosófico y queremos decir que el Evangelio trae bendiciones al ser humano desde el preciso momento en que el pecador recibe a Jesucristo como su Salvador personal y Señor. Muchas personas se vuelven críticas del Evangelio aduciendo que esta doctrina sólo es de asuntos espirituales, pero una sencilla reflexión demuestra que aunque el evangelio es un mensaje espiritual; sin embargo, sus implicaciones son de índole económico, moral y cultural. Un creyente en Jesucristo no es borracho, ni adúltero, ni ladrón; un creyente en Jesucristo no malgasta su dinero en vicios; un creyente en Jesucristo piensa en la formación intelectual de su familia.
  • El evangelio es bendición en "el allá y el mañana". El evangelio dice que Cristo vendrá otra vez por su pueblo.

Conclusión:

Las bendiciones espirituales y materiales llegaron a los tesalonicenses como resultado de su entrega a Jesucristo mediante la recepción del Evangelio que los Apóstoles llevaron a Tesalónica. Todos los pueblo que hacen de Jesucristo su Salvador y Señor, reciben bendiciones aquí mientras se vive y en la eternidad.

Visitas: 14671

 
Pasaje

I Tesalonicenses 1: 1–10

1 Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios Padre y en el Señor Jesucristo: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

2 Damos siempre gracias a Dios por todos vosotros, haciendo memoria de vosotros en nuestras oraciones,

3 acordándonos sin cesar delante del Dios y Padre nuestro de la obra de vuestra fe, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza en nuestro Señor Jesucristo.

4 Porque conocemos, hermanos amados de Dios, vuestra elección;

5 pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros.

6 Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo,

7 de tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído.

8 Porque partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor, no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido, de modo que nosotros no tenemos necesidad de hablar nada;

9 porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero,

10 y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Artículos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galería  |   Privacidad  |   Contáctenos
Copyright 2000 - 2019 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.