Noviembre 14, 2019
Portada | English Edition | Contáctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

Creamos El Testimonio De Jesucristo

 
 

Esaú Crespo

Introducción

  • De acuerdo a la ley de Moisés, un testimonio es verdadero sólo si por dos o tres testigos es testificado. Si el testimonio de los dos o tres testigos provocaban que el acusado fuera condenado a muerte, los testigos eran los primeros que participaban en la ejecución del imputado. Con la anterior medida se evitaba hasta cierto punto el que hubiera testigos falsos.
  • El Señor enfatizó este aspecto a los judíos y a todo el mundo por la incredulidad del corazón humano que resiste al testimonio de Dios y que es fácil para caer en las garras del error. Observe Juan 5:43. Es sorprendente ver cómo la gente resiste con su incredulidad el mensaje de Dios, pero son suma facilidad cree las mentiras de Satanás.
  • Dios desea que Ud. Reciba el testimonio de Jesús para que Ud. sea salvo (5:34); para que usted sea santo (5:14); para que Ud. sano (5:12); y para que Ud. sea sabio (3: 10,11).
  • A continuación observaremos el testimonio bíblico acerca de los argumentos divinos y humanos a favor del testimonio de nuestro Señor Jesucristo.

Consideremos pues, por qué el testimonio del Señor es verdadero.

I. El testimonio de Juan el Bautista (5:33)

  • Juan dice que Cristo es el Redentor (1:29; 5:36) (1:29). En nuestros días la palabra "redentor" o "redención" tiene connotación religiosa, pero en los tiempos bíblicos, dichas palabras eran del mundo de la economía. "Redención" era el precio que un comprador pagaba para comprar un esclavo y al comprador se le llamaba "redentor". Los escritores sagrados usan el término para dar a entender que Cristo pagó el precio de su propia sangre en la cruz del Calvario para comprarnos de la esclavitud de Satanás y hacernos libres para Dios, para ser miembros de la familia de Jesucristo.
  • Juan dice que Cristo es Dios (1:34; 3:31). Toda la enseñanza del Evangelio de Juan está enfocada en demostrar que Cristo es el unigénito Hijo de Dios y, por lo tanto, Dios.
  • Juan dice que Cristo es el Juez.
    (Mateo 3:12): "Su aventador esta en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará".
  • Juan dice que Cristo es el Esposo (3:29).
    Los escritores sagrados usan la Ilustración del matrimonio para entender mejor la unidad, el amor y la comunión de los creyentes con el Señor.

II. El testimonio de las obras de Jesucristo (5:36)

  • La sanidad del paralítico (Juan 5:1-15).
  • La sanidad del hijo del oficial del Rey (Juan 4: 46-54).
  • La salvación y transformación de la mujer samaritana (Juan 4:1-26).
  • La conversión del agua en vino (Juan 2:1-11).

III. El testimonio del Padre (v. 5:37)

  • En el bautismo de Jesús (Juan 1:30-34).
  • En la transfiguración de Jesús (Mateo 17:5).
  • En la pasión de Jesús (Juan 12:27-33).

IV. El testimonio de las escrituras (5:39)

Conclusión:

Las pruebas bíblicas mencionadas en el pasaje citado al principio de este bosquejo tienen como propósito que todo el que oye o lee la Palabra de Dios, tome la decisión de recibir a Jesucristo como su Salvador personal, su Señor y su Pastor. Si con facilidad aceptamos el testimonio de los hombres, por qué no, entonces, aceptamos el testimonio de la Biblia en cuanto a Jesucristo y así seamos beneficiados eternamente con la salvación.

Visitas: 14675

 
Pasaje

Juan 5:31-39

31 Si yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio no es verdadero.

32 Otro es el que da testimonio acerca de mí, y sé que el testimonio que da de mí es verdadero.

33 Vosotros enviasteis mensajeros a Juan, y él dio testimonio de la verdad.

34 Pero yo no recibo testimonio de hombre alguno; mas digo esto, para que vosotros seáis salvos.

35 El era antorcha que ardía y alumbraba; y vosotros quisisteis regocijaros por un tiempo en su luz.

36 Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado.

37 También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto,

38 ni tenéis su palabra morando en vosotros; porque a quien él envió, vosotros no creéis.

39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Artículos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galería  |   Privacidad  |   Contáctenos
Copyright 2000 - 2019 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.