Julio 15, 2020
Portada | English Edition | Contáctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

El Arrepentimiento

 
 

Esaú Crespo
Introducción:

En el Nuevo Testamento, la palabra "arrepentimiento" significa literalmente "cambio de mente". Debemos recordar que la palabra "mente" se usa de diferentes maneras en la Biblia y el significado depende totalmente del contexto en que se use dicha palabra. En el Antiguo Testamento con frecuencia se usa la palabra "corazón" para referirse a la mente.

De todas maneras, lo que la Biblia quiere decir con arrepentimiento es que el hombre, como respuesta a la Palabra de Dios, toma la soberana decisión de no vivir en contra de la voluntad de Dios; abandona su vida de pecado y abraza la obediencia a Dios de acuerdo a la voluntad divina. Tan importante es el tema de arrepentimiento que ese fue el tema de la predicación de Juan el Bautista, del Señor Jesús y del apóstol Pablo. El arrepentimiento le trae al creyente las siguientes bendiciones:

I. Nos Prepara Para Entrar Al Reino De Dios. (vs. 1, 2).

¿Qué es el reino de Dios? ¿O reino de los cielos? Algunos comentaristas de la Biblia ven diferencia de significado en los dos términos: reino de Dios y reino de los cielos, pero una lectura cuidadosa nos lleva a la conclusión que los dos términos se refieren a todas las bendiciones de Dios como respuesta de la gracia a la fe del pecador. Aprendemos, pues, que la condición que Dios le pone al ser humano es que éste se arrepienta de sus pecados. Algunas explicaciones acerca del reino de Dios.

  • En la presencia de Jesús se hacía presente dicho reino. (Mateo 4:23).
  • El reino de Dios se hace presente en el poder de Cristo sobre Satanás. Es evidente que el poder de Dios triunfa sobre el diablo en la liberación de la esclavitud del pecado del creyente; la conversión es una manifestación de que el reino de Dios ya irrumpió en nuestra historia.
  • El reino de Dios se hace realidad cuando Cristo viene a la vida. En la vida de un cristiano ya no reina su propio yo, sino el Señor Jesucristo.
  • El reino escatológico (el milenio)

II. El Arrepentimiento Nos Aparta Del Pecado. (vs. 3 – 6).

La Biblia nos enseña hasta la saciedad que la vida cristiana es un cambio de vida; un cambio radical en el que el estilo de vida pecaminosa se convierte en un estilo de vida de piedad cristiana.

III. El Arrepentimiento Nos Libra De La Ira Venidera. (v. 7).

IV. El Arrepentimiento Es Una Experiencia Del Corazón. (vs. 8 – 10).

V. El Arrepentimiento Es Un Requisito Para El Bautismo Del Espíritu Santo.

VI. El Arrepentimiento Nos Libra Del Infierno Eterno. (vs. 3: 11b – 12).

En este pasaje la Biblia enseña acerca de dos bautismos: el bautismo del Espíritu Santo y el bautismo de fuego. Lo que Juan el Bautista está diciendo es que si los hombres rechazan el bautismo del Espíritu Santo que viene sólo por la fe en Cristo, entonces a los hombres incrédulos les espera el bautismo de fuego que es el infierno eterno que Dios preparó, no para los humanos, sino para el diablo y todos los demonios.

Conclusión:

Nadie se salva ni por buenas obras ni por pertenecer a una denominación religiosa ni por prácticas litúrgicas. El mensaje de la Biblia es bien claro: Arrepentimiento para con Dios y fe en el Señor Jesucristo es la formula para gozar el reino de los cielos.

Visitas: 14959

 
Pasaje

Mateo 3:1-12

1 En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea,

2 y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

3 Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo:
Voz del que clama en el desierto:
Preparad el camino del Señor,
Enderezad sus sendas.

4 Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y su comida era langostas y miel silvestre.

5 Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán,

6 y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.

7 Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?

8 Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento,

9 y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras.

10 Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego.

11 Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

12 Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Artículos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galería  |   Privacidad  |   Contáctenos
Copyright 2000 - 2020 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.